Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Napoleón I Bonaparte


(Ajaccio 1769 - Santa Elena 1821) Militar, político y emperador de Francia. Hijo de Carlos María Bonaparte y Leticia Ramolino, se formó como artillero en la escuela militar de Brienne entre 1779 y 1784. Convertido en joven oficial, se destacó en el asedio de Tolón (1793), lo que le valió un rápido ascenso a general de brigada, aunque sus simpatías jacobinas le hicieron caer en desgracia durante la reacción de Termidor. Tras vincularse políticamente a Carnot y Barras, fue encargado de reprimir la insurrección realista de 1795. Al año siguiente recibió el mando del ejército de Italia, con el que derrotó a austriacos y piamonteses en las batallas de Lodi y Arcore y forzó la firma del tratado de Campoformio (1797), que aseguró a los franceses el control de Italia septentrional. Se trasladó luego a Egipto con el fin de cortar a los británicos la ruta de la India, pero tras la pérdida de la flota en Abukir (1798) volvió a Francia, donde el Directorio se encontraba en una difícil situación. Allí protagonizó el golpe de Estado del 18 brumario e instituyó el consulado. Retornó luego a Italia, donde derrotó a los austriacos en Marengo (1800) y obtuvo, así, para Francia la orilla izquierda del Rhin. Proclamado cónsul vitalicio en 1802, aprovechó la calma política que siguió al tratado de Amiens para iniciar una profunda reorganización de la administración y legislación francesas, que culminó con la publicación en 1804 del nuevo Código Civil. Ese mismo año se coronó emperador, y a partir de entonces hubo de hacer frente a una serie de coaliciones europeas impulsadas por Inglaterra. Derrotó a austriacos y rusos en Austerlitz (1805), pero su intención de invadir las islas Británicas se frustró tras la derrota naval de Trafalgar (1805). Dueño de Europa central, la reorganizó según los intereses de Francia, al tiempo que situaba a sus familiares en los distintos tronos (José en Nápoles y luego en España; Luis en Holanda; Jerónimo en Westfalia; Elisa en Lucca). En 1807 firmó con el zar Alejandro I el tratado de Tilsit, por el que ambas potencias dividían el continente en dos zonas de influencia. Sin embargo, las dificultades que encontró para dominar España (1808-1812) y el fracaso del bloqueo continental con el que intentó arruinar a Inglaterra, le llevaron a romper su acuerdo con el zar e invadir Rusia en 1812. Sus tropas llegaron a ocupar Moscú, pero el resultado final de la expedición fue un fracaso, lo que aprovecharon las potencias europeas para formar una nueva coalición y derrotarle en Leipzig (1813). Fue obligado a abdicar en 1814 y confinado en la isla de Elba, de la que escapó en 1815. Retornó triunfalmente a París, pero una nueva coalición le derrotó definitivamente en Waterloo. Abdicó entonces en su hijo Napoleón II y se entregó a los ingleses, que le confinaron en la isla de Santa Elena, donde murió.